ACCIONES DE BANCO POPULAR: VARIAS AUDIENCIAS PROVINCIALES ANULAN COMPRAS DE ACCIONES.

Cada vez hay más Juzgados declarando la nulidad de “las acciones del Popular”.

De momento son varias Audiencias Provinciales: Oviedo, Bilbao, Cáceres, Bizkaia, Valladolid y Girona las que han dictado Sentencias anulando compras de acciones de Banco Popular.

Todas las resoluciones destacan que el Banco no informó a los inversores de la situación económica real de la entidad. En consecuencia, se recoge en las Sentencias que los inversores suscribieron acciones confiando en el prestigio y solvencia del banco, que en ese momento estaba entre los cinco bancos más importantes de España.

En la Sentencia dictada por la Audiencia Provincial de Bizkaia se enumeran una serie de datos, que se consideran hechos notorios y objetivos, sobre la situación del banco, que son relevantes para determinar la intención de ocultar su situación de insolvencia que conllevó el error en la contratación de los reclamantes. Estos son:

  • El deterioro de la entidad desde 2013 hasta la decisión de la intervención y la compra del banco por tan sólo un euro.

Las cifras del resultado neto consolidado durante estos ejercicios son:

  • Año 2013: 254.393 M €
  • Año 2014: 329.901 M €
  • Año 2015: 105.934 M €
  • Año 2016 (1r trimestre): 93.611 M€
  • Año 2016 ( 2º trimestre): – 35.399 M€
  • A 30-06-2017: – 12.218,407 M€

Es chocante que mientras en el los ejercicios ’13, ’14, ’15 se reportaran importantes beneficios anuales, también en el 1r trimestre del 2016 que se reflejan unos beneficios de 93.611 M€ sólo para ese trimestre, (si estos beneficios fueran ciertos y se hubieran mantenido en los otros trimestres, este beneficio X4, da un beneficio anual que supera en creces el beneficio obtenido para el ejercicio 2015), en el segundo trimestre de 2016 se reflejan pérdidas.

La Sentencia considera probado que, no pueden atribuirse las pérdidas del segundo trimestre de 2016, únicamente a una pérdida repentina de liquidez y retirada masiva de los fondos-, sino a una mala política del banco en su gestión de activos tóxicos y otros factores que el banco ocultó.

  • Compra del Banco Pastor y adquisición de su importante paquete de activos tóxicos inmobiliarios, con el consiguiente aumento de morosidad de su clientela.

Esta Sentencia no cuestiona que el banco hiciera constar en el Folleto de la ampliación de capital de 2016 que existían ciertos riesgos para los inversores. Pone como ejemplo la incertidumbre en el sector financiero y la cartera de activos tóxicos, respecto de los cuales, en el folleto se explicaba que el banco se estaba desprendiendo de los mismos.

Sin embargo, la Sentencia lo que sí que critica al banco es que reflejara en el Folleto y en las informaciones prestadas a los inversores una “realidad positivista”que distaba mucho de la verdadera situación del banco.

En BBS Abogados estudiamos su caso y asesoramos a los inversores que acudieron a la ampliación de capital del Banco Popular del año 2016.